05/10/2017 | Locales y regionales

Bajos precios del limón con respecto a años anteriores

Roberto Sánchez Loria, titular de la ATC, dio una panorama de la actual campaña citrícola.

La campaña citrícola de este año tuvo varios logros, pero también algunos retrocesos. Por un lado, se abrieron nuevos mercados que permiten vaticinar un 2018 muy auspicioso, pero por el otro persiste una amenaza fitosanitaria que, hasta ahora, se mantuvo fuera de las fronteras tucumanas. “Este año hemos tenido una menor cantidad de fruta cosechada, presumiblemente debido a cuestiones climáticas que aún no hemos podido validar”, señaló Roberto Sánchez Loria, titular de la Asociación Tucumana del Citrus (ATC), quien aseguró que se llegó a cumplir con los compromisos de exportación de manera ajustada.

El dirigente señaló, además, que los mercados de exportación estuvieron un poco más pesados debido al incremento de fruta proveniente sobre todo de Sudáfrica y España. “Esto provocó que los precios no fueran tan buenos como los que se consiguieron años anteriores”, dijo.

Según el Informe Periódico de Actividad Económica de Tucumán, elaborado por el Observatorio de Empleo, Producción y Empresas de Tucumán (Oepet), la caída del precio del limón fresco en la Unión Europea fue del 25% respecto de 2016 y se encuentra un 10% por debajo del promedio de los últimos años, algo que Sánchez Loria no pudo corroborar porque aún está en análisis.

Respecto de la fruta con destino a la industria, confirmó que se molió prácticamente todo el limón que estaba en condiciones de ser molido.

La exportación

El hito de la actual campaña es, sin lugar a dudas, la apertura de tres mercados sumamente importantes: Estados Unidos, Brasil y España. “Esto nos permite trabajar en pos de la apertura de otros destinos, como el asiático, que aún está lejos. Sin embargo, estos tres mercados ya están operativos y esperando nuestros envíos”, detalló.

Sobre las perspectivas para la próxima campaña, el dirigente adelantó que son buenas. “Todo va a depender de cómo estemos posicionados, pero tenemos buenas perspectivas”, dijo.

En cuanto al HLB, la enfermedad sin cura que destruye a los cítricos, sigue siendo una gran preocupación para el sector. Sin embargo, Sánchez Loria aseguró que Tucumán tiene una situación de privilegio “porque está libre de esta enfermedad”.

Fuente: lagaceta.com