26/02/2018 | Nacionales e internacionales

Uruguay: La sequía también afecta la producción citrícola

Los frutos no se desarrollaron. Desde el sector estiman un 60 por ciento de la producción dañada.

Citricultores de la costa del río Uruguay mostraron su preocupación por la fuerte sequía que afecta a toda la zona productora y exportadora de citrus.

Las altas temperaturas de este verano y la falta de lluvias ya hicieron estragos en los quintales del Sureste correntino y del Norte de la vecina provincia de Entre Ríos.

"Es desesperante la situación", de acuerdo al testimonio de un productor de la zona. Los frutos no se desarrollaron, las plantas pierden sus hojas, y el deterioro de los quintales continúa. Estiman que las pérdidas serán cuantiosas.

El subsecretario de la Producción, Jorge Fedre comentó que la campaña citrícola está en pleno desarrollo y las plantaciones están en un estado crítico.

"Desde el sector me indicaron un 60 por ciento de la producción afectada, pero todavía no pudimos evaluar y constatarlo. Hacia el final de la temporada se va a realizar un relevamiento, para cuantificar las pérdidas", dijo.

"Lo que más atentos nos tiene es saber si se va a recomponer la situación. Lamentablemente, la superficie afectada es la que no contaba con la tecnología de riego que ayuda a mitigar el impacto del clima", destacó.

"Una vez que tengamos cuantificadas las pérdidas, si se alcanza el nivel de Emergencia Agropecuaria se podrá gestionar ayuda nacional para el sector, para restablecer la capacidad productiva", indicó el funcionario.

El panorama en la vecina provincia de Entre Ríos, es similar. "Los campos y montes del Norte entrerriano también están pasando por una situación muy comprometida", de acuerdo al titular de la Federación Agraria entrerriana, Elvio Guía.

Se calcula que los citricultores entrerrianos perdieron un 40 por ciento de la producción.

Un informe de la Bolsa de Cereales indica que la sequía se registra desde diciembre de 2017. A las escasas precipitaciones, se le sumaron días sucesivos con elevadas temperaturas que agravaron el panorama en enero.